Racism Football

#StopRacism

La imagen más desagradable de lo que llevamos de temporada se pudo ver este fin de semana en la liga serbia. Tras la conclusión del encuentro entre el Rad de Belgrado y el Partizan de Belgrado, el jugador brasileño Everton Luiz acabó llorando. El futbolista del Partizan acababa de aguantar lo inaguantable durante 90 minutos.

16788804_175691109592746_2330963426819440640_n2

Cada vez que Everton tocó la pelota se repetía la misma historia historia: gritos racistas desde la grada en la que estaban los ultras del Rad. Con el pitido final, el jugador no se pudo reprimir más y acabó llorando. Sacó fuerzas de flaqueza e hizo un gesto de hastío hacia el sector que se dedicó a increparlo durante el choque. Esto desencadenó en una batalla campal.

El técnico del Partizan, lejos de salir en defensa de su jugador, pidió a los directivos del club que sancionasen a Everton por el gesto que tuvo con los ultras del Rad. Hay que recordar que Marko Nikolic fue destituido del Olimpija de Ljubljana tras llamar “negro idiota” al nigeriano Blessing Eleke.

#StopRacismTackle Sports Magazine
0