Michael Jordan vuelve al baloncesto. Michael Jordan en el Estu NBA

Lo que pudo ser y no fue

¿Se imaginan a todo un seis veces campeón de la NBA jugando en el Estudiantes? Parece una quimera, pero estuvo a punto de suceder en el 1998. Meses después de haber vivido una de las finales más memorables de la historia de la NBA entre los Utah Jazz y los Chicago Bulls con el famoso The Last Shot, la liga se encontraba parada por el cierre patronal. La huelga fue histórica. Por primera vez en la historia la NBA había suprimido partidos por temas laborales, llegando a suspender el archiconocido All-Star Game. Con un futuro incierto, muchos jugadores firmaron contratos temporales en otras ligas para hacer frente a la inactividad. Por su parte, el mejor jugador de la historia de este deporte dudaba si alagar un año más su exitosa carrera o retirarse en lo más alto.

El Adecco Estudiantes, de aquella dirigido por Pepu Hernández, es uno de los clubs históricos de la ACB y de aquella era un serio candidato a ganar la ACB. En su plantilla contaba con jugadores de la talla de Chandler Thompson, Shaun Vandiver, Nacho Azofra, Carlos Jiménez, etc. En aquel momento tenía una plaza de extracomunitario libre que tenían reservada para adquirir a un jugador que marcase las diferencias.

The Last Shot

Pero, ¿Qué tiene que ver Michael Jordan con un equipo como el Estu? Tiene mucho. Tal y como contó José Luis Mateo, actual Director General del Obradoiro, en el número 741 de la Revista Gigantes el Estudiantes tenía un plan para fichar a Michael Jordan. Un plan que podría urdir el mismísimo Nicolás Maquiavelo.

La firma Adecco, patrocinador del Estudiantes, vio una oportunidad única para traer a Jordan a Europa. De aquella patrocinaban al conjunto estudiantil y al Olimpia Milano. La opción italiana fue descartada porque tenían todas las plazas de extracomunitarios cubiertas, mientras que el Estu tenia una plaza libre. Si fichaban a Jordan, tenia que jugar en el conjunto estudiantil. Antes de comenzar la negociación hablaron con Pepu para conocer cuál era su postura sobre la posibilidad de que la estrella de la NBA estuviese a sus órdenes. Pepu dio su consentimiento, no iba a ser él el que le dijese ‘no’ a Jordan. Conocida la postura de la parcela deportiva del club se centraron en pensar cómo tenía que ser la oferta irrechazable de Jordan. Para ello firmaron una partida de 2.000 millones de ptas. (12 M€) para convencer a la estrella del baloncesto. Desde el primer instante fueron conscientes de que 2.000 millones de pesetas no iban a ser suficientes para que Jordan se replantease venir a Europa, por ello habría que ponerle algún incentivo mayor. Estudiaron cuáles eran las pasiones de Jordan y descubrieron que una de sus mayores pasiones era el golf. Entonces pensaron: ¿Qué mejor manera hay que desarrollar tu hobby con uno de los mejores jugadores de la historia? Adecco convenció a Baldomero Ballesteros, hermano de Severiano Ballesteros, para que Seve fuese el tutor de Jordan en su estancia en Madrid. La oferta llegó a ser estudiada por los agentes del jugador, por lo que no hubiese sido nada descabellado que Jordan aceptase y vistiese la camiseta del conjunto estudiantil.

Severiano Ballesteros

Al final todo quedó en papel mojado. Los representantes de la NBA anunciaron el desbloqueo del lock out y la reanudación de la liga. Jordan no iba a jugar en otro país con su Liga en funcionamiento.

Lo que pudo ser y no fueTackle Sports Magazine
0