histerias de entrenador escatología particular de un entrenador

Collejas de Lija (2ª parte)

AUTOR: PEDRO SOUTO

9:10 A.M.

Acomete el pasillo que dirige al vestuario con marcha firme, piernas ganchudas que estampan la letra de “Bésame mucho” en cada pisada. Azulejos en el suelo y las paredes, risas al fondo y menos de una hora para que comience el partido. Se imagina a si mismo repartiendo collejas a diestro y siniestro nada más abrir la puerta tras la que se encuentra una pandilla de adolescentes en pleno regocijo. Paréntesis. En estos tres últimos días solo ha visto a su mujer durmiendo.

9:12 A.M.

– “Me cago en mi puta vida, si es que sois gilipollas joder”

(Silencio)

-“Las putas bolsas y los balones en el puto mini bus y vosotros aquí de puta coña. Ale pues venga, a jugar hoy desnudos y sin calentar, si es que sois gilipollas me cago en todo”.

(Silencio)

9:20 A.M.

Alguien decide ir a por las bolsas, lo acompañan dos. Lo acompañan dos a por las bolsas y los tres se van partiendo el culo de lo que acaba de pasar.

9:34 A.M.

Los chavales salen a calentar.

-“¿Qué hacemos José?

-“Lo que os salga de las pelotas joder, media hora para el partido y aun empezáis ahora, joder”

Se da la vuelta, pasea por el campo. Se la suda el partido, tinieblas en su cabeza. Sin ningún orden en concreto: palanca de cambio de la Vito, 3-4-3, aquellas Nike que vio en Bernard, risitas de adolescentes idiotas, su mujer, Vitín, su ayudante Luis (un idiota, como no), su mujer, el árbitro que tocará hoy, su mujer, aquel piso que no llegó a comprar en Dorneda y ahora le pesa el de Cambre. Se da la vuelta, pasea por el campo.

-“Va, trotamos hasta la línea, tocamos, volvemos en sprint hasta el corner y trotamos otra vez. Y repetimos”

9:50 A.M.

-” Va, rápido todos al vestuario”.

Desaparecen las tinieblas. De repente, un “puril” cabreado con la vida y enamorado del 3-4-3, y una pandilla de pubers gilipollas van a una. Seriedad, ganas. Increíble. Da la alineación, pequeñas  estrellas de mierda para sus pueriles padres se enfadan.

10:00 A.M.

Pitido del árbitro, Xosé Lois, curra en una tienda de reparación y mantenimiento de ordenadores. Empieza el partido. Esto ya si que es otra historia.

Collejas de Lija (2ª parte)Tackle Sports Magazine
0